Judiciales y Policiales
Cámara Federal

El fiscal Carlos Stornelli pidió que lo repongan en la causa Río Turbio

Carlos Stronelli fue apartado la semana pasada por el juez Luis Rodríguez por temor a la pérdida de objetividad a pedido de Roberto Baratta, la ex mano derecha de Julio De Vido.

El fiscal Carlos Stornelli le pidió a la Cámara Federal que lo reponga en la causa por irregularidades en el manejo de fondos de la mina de Río Turbio, por la que está procesado y preso el ex ministro de Planificación Julio De Vido.

Lo había apartado la semana pasada el juez Luis Rodríguez por temor a la pérdida de objetividad a pedido de Roberto Baratta, la ex mano derecha de De Vido y también procesado en la investigación.

Stornelli cuestionó su apartamiento pero el juez Rodríguez lo rechazó. Ahora el fiscal acudió a la Cámara Federal para poder revertir su situación. Mientras tanto interviene en el caso el fiscal Eduardo Taiano.

"Un proceder tan intemperante de uno de los representantes del Poder Judicial, que en definitiva demuestra un desprecio hacia la actividad de este Ministerio Público Fiscal que represento, genera incertezas sobre la efectiva vigencia de la protección estatal del debido proceso y la seguridad jurídica", señaló Stornelli en su recurso de queja por la apelación denegada por Rodríguez.

Asimismo, sostuvo que "sorprende también porque en esa suerte de censura que el juez pretende imponer sobre la valoración de pruebas, implícitamente está también cercenando aquellas dentro del proceso, condicionando así su eventual utilización en esta o en ulteriores etapas del proceso".

Stornelli aseguró que hubo "una clara muestra de la arbitrariedad, de fundamentación aparente y de parcialidad del juez del proceso, que admitió un planteo claramente extemporáneo". Y agregó: "Más grave aún, utilizando como argumento una ilegal inversión de la carga de la prueba, para el caso, en cabeza del recusado".

En su escrito, Stornelli no ahorró críticas para Rodríguez : "Es por todo ello que la decisión del juez resulta gravísima por sus consecuencias, pero también absolutamente arbitraria por sus orígenes. Y tales conclusiones surgen del propio transitar del expediente. En mis casi 25 años como fiscal ante este fuero, nunca imaginé encontrarme frente a una resolución de esta naturaleza, dictada en el marco de una causa singular, en la cual se ventilan graves hechos de corrupción. Dicho precedente sinceramente impacta y asombra".

Lectores: 1102