Política
Concejo Deliberante de Río Gallegos

Aprueban proyectos que repudian expresiones de Macri sobre el endeudamiento con el FMI y el informe "Veredas Calentitas"

Los proyectos fueron impulsados por el Bloque Justicialista.

En la última sesión realizada el pasado miércoles 23 de mayo en el recinto del Concejo Deliberante de la capital, mediante la iniciativa del Bloque Justicialista, fueron aprobados los proyectos que repudian las declaraciones del presidente Mauricio Macri sobre el falaz informe de las “Veredas Calentitas” en Río Gallegos, como así también sobre el endeudamiento de Argentina con el FMI.

En el caso de las desacertadas declaraciones del presidente, dicho proyecto fue aprobado por mayoría, mientras que el del endeudamiento con el FMI fue acompañado por casi todos los ediles, a excepción de Daniel Roquel y Fabián Leguizamón, que se abstuvieron.

En dicho proyecto del endeudamiento, el Bloque Justicialista consideró que los santacruceños “no pueden ser espectadores pasivos frente a las medidas del Gobierno nacional que generan las condiciones para que se repita la historia de hambre, desocupación y pobreza en nuestro país, y que ya se tiene experiencia sobrada respecto a las consecuencias que los programas de ajuste del Fondo Monetario Internacional impusieron en nuestro país”.

Y agrega: “La injerencia del FMI en nuestra economía aplicará recetas conocidas por todos: pregonar, practicar y exigir un ajuste ortodoxo que perjudique a los jubilados, a los trabajadores, a la pequeña y mediana empresa, a los docentes, a los médicos, a los empleados públicos y privados, a los enfermeros y demás trabajadores de la salud, a los agentes de las fuerzas de seguridad, a los desocupados, a los productores agropecuarios de la economía familiar, a los discapacitados, a la industria nacional, a los trabajadores de la economía popular, a nuestras economías regionales, a nuestras provincias y a nuestros municipios”.

De igual manera, también consideraron que cuando Néstor Kirchner anunció el 16 de diciembre de 2005 la cancelación en un solo pago de la deuda que mantenía nuestro país con el FMI por más de 9.800 millones de dólares, mediante el uso de las reservas acumuladas gracias a una política virtuosa de superávit gemelos (fiscal y de cuenta corriente), se puso fin al tutelaje de este organismo financiero internacional que desde 1956 venía extorsionando al pueblo argentino mediante ajustes interminables.

En este contexto, Argentina recuperó su soberanía económica, y durante más de 12 años se demostró que se puede vivir sin las políticas de subordinación del FMI.

“Lamentablemente, es el pueblo quien paga las consecuencias de estas políticas nefastas, las cuales desencadenaron en 2001 una feroz crisis, con 25 por ciento de desempleo, 54 por ciento de pobreza, 27 por ciento de indigencia, trueque en las plazas públicas y en los clubes de barrios, con un pueblo que gritaba a cuatro voces ´que se vayan todos´”.

Por otro lado, también repudiaron las desacertadas declaraciones de Macri, quien se hizo eco del tema y respaldó un informe realizado el pasado 26 de abril por el periodista Eduardo Feinmann, quien en una nota de opinión que publicó en el diario El Litoral, de Santa Fe, consideró que el sistema de los servicios en la gestión anterior "era irresponsable" y donde aseguró que "durante años nos hicieron creer que el gas y la energía eran gratis".

Macri dijo además que “incoherencias como éstas hicieron que se haya llegado al extremo de calefaccionar veredas con losas radiantes en algunas ciudades del sur del país, mientras había otras como Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires donde miles de personas sufrían los cortes de luz durante días”; y en cadena nacional tomó como verídicos los informes televisivos y manifestó: “Tenemos algo maravilloso para mejorar juntos que es los niveles de consumo. Estamos consumiendo el 50 por ciento más de energía eléctrica que los uruguayos, y 70 por ciento más de gas” al comparar Buenos Aires con Montevideo, Uruguay. 

Lectores: 1171