Información General
Distrito geológico Macizo del Deseado

Se inauguró un nuevo proyecto minero en Santa Cruz

El ministro Leonardo Álvarez sostuvo que en la provincia no se discute más acerca de “minería si o minería no”, sino que ahora se discute sobre “minería cómo”.

El gobierno de Santa Cruz, a través del Ministerio de la Producción, Comercio e Industria, participó del inicio de operaciones de la mina de oro y plata Don Nicolás en el Macizo del Deseado, distrito geológico del sector centro norte de la provincia.

El proyecto Don Nicolás está ubicado en el paraje Tres Cerros, en las proximidades de las localidades Fitz Roy y Jaramillo, y sus reservas de 469.000 onzas de oro y 718.000 onzas de plata se basan en los dos grandes depósitos conocidos como La Paloma y Martinetas.

El acto de puesta en marcha de la mina contó con la presencia del ministro de la Producción, Comercio e Industria, Leonardo Álvarez; el secretario de Desarrollo Minero, Mario Capello; el secretario de Estado de Minería, Guillermo Bilardo; el presidente de FOMICRUZ, Ignacio Perinciolli; la comisionada de Fomento de Jaramillo y Fitz Roy, Ana María Urricelqui; el secretario general de AOMA, Javier Castro; senadores nacionales y diputados provinciales, entre otros.

El ministro Álvarez reflexionó acerca de los nuevos desafíos que tendrán las comunidades aledañas al proyecto minero, que estaban acostumbradas a otro tipo de explotación económica y modo de vida, y que hoy tienen que acostumbrarse a convivir con otras formas de trabajo como es la minería. También se refirió al nuevo desafío que la misma representa para ese cambio de fisonomía que tendrá toda la región a partir de la instalación del parque eólico, que ya está en construcción.

“Para nosotros es una alegría y un orgullo estar aquí, inaugurando una nueva mina que reafirma la capacidad de convocatoria para la inversión minera que tiene la provincia de Santa Cruz. No solamente a partir del potencial geológico que tiene el Macizo del Deseado, de la topografía que tenemos para realizar esta actividad o del clima que nos permite trabajar los doce meses del año, sino también de una provincia que ha aceptado socialmente esta actividad y la incorporó como uno de los vectores de desarrollo y crecimiento”, señaló el ministro.

En ese marco, el funcionario provincial sostuvo que en la provincia no se discute más acerca de “minería si o minería no”, sino que ahora se discute sobre “minería cómo”. En ese sentido, enfatizó: “Queremos que se haga minería sustentable, no sólo desde el punto de vista ambiental sino fundamentalmente sustentable desde el punto de vista social”.

En otro tramo de su alocución, Álvarez se refirió el impuesto inmobiliario minero, sobre lo cual destacó que aún ocupaba su cargo de diputado cuando se solicitó la derogación del mismo, porque se consideró que producía un importante daño al eslabón más débil de la cadena de valor de la actividad minera que es la explotación, ya que es la actividad que más riesgo implica en cuanto a la inversión. “Ese impuesto trajo desinversión, pérdida de puestos de trabajo, reclamos judiciales y que se resolvieron cuando se derogó la ley. Desde ese punto de vista, la provincia de Santa Cruz, es amigable a la inversión minera”, remarcó. Además, expuso que esta actividad debe ser sustentable en el marco del acuerdo social santacruceño.

Por su parte, Ana María Urricelqui hizo alusión a la importancia que reviste el acontecimiento para la provincia. En tal sentido, recalcó “creo que hoy estamos viviendo un día muy especial los santacruceños, especialmente los jaramillenses y los que formamos parte de la zona rural, porque cuando se habla de minería, también se habla de producción y trabajo, que es lo que necesita esta bendita provincia y todos sus habitantes”.

Asimismo, la comisionada de Fomento, expuso: “Cuando se habla de trabajo, se habla de bienestar, se habla de calidad de vida y se habla de tener la familia ordenada. Creo que como comunidad, aceptamos este desafío de la minería porque, entendemos que las riquezas que nos dio la madre naturaleza, tienen que ser explotadas. Pero esa explotación también tiene que venir de la mano del valor agregado. El valor agregado somos nosotros, los que formamos las comunidades de la provincia y es ahí donde estamos abocados y es ahí donde a veces tenemos disidencias y coincidencias. Pero cuando el objetivo es trabajar, por y para la gente, cuando la industria argentina se tiene que mover y cuando se explotan todos los recursos naturales y económicos, el objetivo es el mismo”.

En ese orden, Urricelqui puntualizó que el 72 por ciento de los trabajadores de esta minera son de Santa Cruz y CIMINAS, una empresa de capitales argentinos. “Lo que nos llena de orgullo y que sean capitales argentinos que vienen a invertir en el sur de la Patria y que distribuye el valor agregado en Jaramillo y Fitz Roy y en su zona rural. Eso nos hace falta, la gente de trabajo y a veces no nos entienden cuando discutimos y cuando se habla del 70/30”, explicó.

Por otra parte, recordó que siendo diputada acompañó la Ley de Rubén Contreras y no en discriminación hacia ningún argentino no de otra nacionalidad, sino la tremenda necesidad de que nuestros peones rurales puedan encontrar un lugar para trabajar y desarrollar su vida y la de su familia ya que el trabajo, es la fuente de la vida y después vendrá la vivienda.

“Es un orgullo que esta empresa sea de capitales argentinos ya que hablamos el mismo idioma y el interés de los santacruceños en este caso, porque las riquezas son nuestras. También para trabajar en ello en el 2012, trabajamos muy bien en cuestiones sociales, interactivas y recreativas”, agregó.

Finalmente, la comisionada de Fomento expresó: “Quiero que me permitan en esta ocasión, hacer una reivindicación en este momento tan importante, a aquellos pioneros que llegaron a esta tierra, a nuestros abuelos y bisabuelos que trabajaron la tierra santacruceña y ese legado nosotros no lo podemos perder y tenemos la esperanza que nuestras comunidades, van a volver a renacer”.

Lectores: 498