Legislativas
Enfáticas palabras del senador Luenzo

Fuerte reclamo por la ausencia de políticas diferenciales para la Patagonia

El senador nacional Alfredo Luenzo, en defensa de la región. (Foto: archivo NOVA).

En la última sesión del año en el Senado de la Nación y en el marco del tratamiento y posterior sanción del Presupuesto 2018, la reforma tributaria y la prórroga del impuesto al cheque, el senador nacional Alfredo Luenzo expresó su profundo desacuerdo y reclamo por la ausencia de políticas diferenciales para la Patagonia y la falta de obras contempladas en el presupuesto del año próximo.

“Quiero decir que tuvimos poca posibilidad de discutir dos leyes fundamentales para el país, presupuesto y reforma tributaria y aunque hicimos esfuerzos en particular trabajando con diputados del oficialismo para tratar de modificar parte de lo que creemos que es justicia para la Patagonia argentina en general y en particular para Chubut, no hemos logrado el éxito necesario. Esto deja a la vista las dificultades que tenemos en esta Cámara para incidir en estas dos leyes fundamentales”, manifestó Luenzo en su intervención en el recinto.

También manifestó que “el criterio del gobierno es homogeneizar la política tributaria y  este principio va a contramano del principio de esta casa que es defender el federalismo. No por casualidad, la mayoría de los senadores han marcado este defecto que tiene la reforma tributaria y el presupuesto nacional en la asignación de recursos”.

“Creo que las provincias siguen formando parte de la periferia de la patria y logramos un efecto no deseado que es seguir concentrando grandes poblaciones en Buenos Aires y en la capital, evitando así tener que un país soberano desde el punto de vista de desarrollo poblacional”, aseguró el senador.

“El Art. 75 de la Constitución Nacional es taxativo: el Estado está obligado a atender las desigualdades que se generan entre las diferentes regiones. Esto significa igualdad de oportunidades para todas las regiones. Si uno mide la Patagonia con los recursos que recibe Buenos Aires y la capital, donde se pueden dar el lujo de tener un cubículo en una plaza para relajarse, nosotros no tenemos viviendas en el sur argentino. Esa es la realidad que contrastamos desde el sur. No nos damos esos lujos”, aseveró.

En lo referido a la reforma tributaria, Luenzo insistió en lo que manifestó en el Senado el ministro de Hacienda: “Nosotros no vamos a tener ventajas comparativas y tenemos una larga historia de pedidos: reembolsos por puertos patagónicos, luego se transformó en la posibilidad de un reintegro, no fue factible; el desarrollo de la industria naval y la marina mercante que ojalá le de vida al principal litoral marítimo que tenemos en toda américa latina; el sector petrolero en decadencia donde hemos perdido casi 10 mil puestos de trabajo en Comodoro Rivadavia y en el norte de Santa Cruz; la industria textil paralizada, y todo esto como resultado de la falta de estímulos impositivos”.

“La Patagonia se pudo poblar, y este es un principio de ocupación territorial que tiene que ver con un principio de la geopolítica básico en una parte del continente con proyección antártica que vamos a discutir, y mucho, en el futuro, con recursos naturales extraordinarios, que no tiene población argentina. La Patagonia no solo tiene que ser para los Benetton y los Lewis, tiene que ser para muchos argentinos y para ello tenemos que ser atractivos para las inversiones, que no las hay. Las espantamos con un costo laboral que va entre el 20 y el 50% de acuerdo al convenio por encima de un costo salarial en Buenos Aires  y en la capital, además de las cargas patronales. ¿Quién puede invertir acá?, son luces amarillas que se encienden permanentemente indicando que a la Patagonia no hay que ir”, resaltó.

En cuanto a las obras públicas, Luenzo recordó que se ha trabajado con el gobierno por más de 40 obras para Chubut, y solo están contempladas en el presupuesto para el año que viene cuatro, donde el 90 por ciento son cloacales. “Nos están faltando rutas”, agregó. “No es un tema nuevo. Le reconocí al director de Vialidad, Iguacel,  que hacía 30 años no veía la reparación de rutas troncales como la ruta 40, por ejemplo. Reparaciones por años abandonadas, o pavimentadas cada año porque en lugar de tener 5 cm de altura de pavimento, tenían un cm porque cuatro quedaban en el bolsillo de alguno”.

“Tenemos que empezar a discutir regiones en nuestro país. He visto que el Plan Belgrano ha sido una buena expresión y una buena intención. El Plan Patagonia lo mismo. Un buen título que no se traduce en ningún elemento que nos pueda hacer pensar que nos va a ayudar a cambiar nuestra realidad”, aseveró.

Luenzo expresó que  el presupuesto es una herramienta que necesita el gobierno, “vamos a votarlo y nos vamos a abstener o votar en contra algunos artículos. La reforma tributaria no la vamos a acompañar porque no está contenida la Patagonia argentina”, aseguró.

En ese sentido, explicó que le acercó “una propuesta al ministro de Hacienda sobre  la alícuota del mínimo no imponible para comenzar a aplicar los 12 mil pesos previstos a partir de 2022, inmediatamente en la Patagonia porque significa un aliciente para nuestra región y no fue tenido en cuenta. Y además, vamos a ir con la alícuota del 17,5 al 19,5 por ciento, mientras que el resto del país irá del 22.5 al 19.5 por ciento, o sea, vamos a pagar más, y lo mismo va a pasar con el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles”.

“Me pregunto si es un país equilibrado, simétrico. Creo que es un país injusto en la distribución de los recursos, con el sur prácticamente vacío y una infraestructura elemental sin poder desarrollarse. No puede ser que solo seamos noticia por el Ara San Juan, por los mapuches, por la Ram, por los desastres climáticos. Algún día queremos ser buena noticia. Queremos ser parte de ese maravilloso país que una vez imaginamos”, concluyó Luenzo

Lectores: 570