Municipios
Pésimo servicio

Río Gallegos: Giubetich no le da respuestas a los vecinos por el transporte urbano

Giubetich recibió a referentes barriales por la situación del transporte urbano, pero no les dio ninguna respuesta concreta.

El presidente de la Junta Vecinal Barrio Evita de Río Gallegos, Emilio Maldonado, se despachó contra el intendente de la capital, Roberto Giubetich, tras la reunión mantenida por el mandatario municipal con los vecinos de la ATV.

"Nos fuimos sin ninguna respuesta, ahora la expectativa es que le vaya bien al intendente en Buenos Aires, y si es así, en teoría nos tiene que ir bien a nosotros, pero estamos con la expectativa", sentenció Maldonado y agregó que "estamos esperando a ver qué pasa”.

El dirigente social expresó su malestar por la falta de una respuesta concreta por parte de Giubetich y el “estar dependiendo de recibir un guiño de ojo de Nación, para que tengamos el transporte público que le corresponde a Río Gallegos". En ese sentido, agregó que "quedamos en manos de la disposición que tenga Nación con el intendente".

Maldonado contó además que le consultaron al Jefe Comunal qué ocurriría si los resultados no eran los esperados, pero Giubetich no supo qué contestar: "Solo respondió que iban con la intención de obtener alguna solución desde el Ministerio de Transporte”. En la actualidad están funcionando sólo ocho unidades de las 26 unidades necesarias para tener un transporte como corresponde, advirtió el presidente de la Vecinal y agregó: "Entonces nos parece una locura el estar a las expectativas de una reunión y ver qué pasa”.

Además, indicó que Giubetich le adelantó a los referentes barriales que el boleto comenzará a costar 25 pesos desde febrero, monto que a los presentes en la reunión les pareció "una exageración y algo impagable".

Giubetich a lo largo de todo el encuentro con los vecinos, evadió su responsabilidad de lo que sucede con el servicio de transporte urbano de pasajeros, señalando en su lugar a la empresa.

Maldonado indicó que en el pliego de licitación tienen que estar estipuladas las pautas para la empresa, “porque así como la misma exige un monto de dinero, él como intendente debe velar para que cumplan con una serie de requisitos que permitan un transporte digno, que respete frecuencias".

Otra de las problemáticas que afecta el servicio es el deterioro o ausencia de garitas. En ese sentido el dirigente maifestó que “sabemos que en su momento el IDUV le ofreció instalar garitas en distintos puntos de la ciudad, pero no fueron aceptadas, según Giubetich porque esas garitas no están preparadas para el clima de Río Gallegos, pero también nos decía que iba a sacar garitas que están en desuso, para poder arreglarlas y ponerla en algún punto de la ciudad, pero se tomó cuatro años para hacer ese trabajo, cuando existía un ofrecimiento del IDUV".

"Entonces, por ahí es una cuestión no de ver quien lo quiere hacer, sino que se hagan las cosas para Río Gallegos, hay que gente que quiere ayudar y dar una mano al municipio, entonces que la acepte, y así no tiene que estar mendigando a Buenos Aires, para que le den un poquito más de plata, para tener un transporte como corresponde, que tampoco se sabe si va a ser correcto o no, como pasa año a año” concluyó Maldonado.

Lectores: 337