Información General
Valentía

Oficial aseguró que los casos de abuso sexual a mujeres policías en la provincia son "múltiples"

Sin tapujos, la oficial principal de la policía de Santa Cruz, Gabriela Macías, expuso la situación que atraviesan las efectivas en diferentes dependencias de la provincia.

Los hechos que conmocionaron a la población son corroborados por la oficial principal de la policía de Santa Cruz, Gabriela Macías, quien expuso la situación que atraviesan las efectivas en diferentes dependencias de la provincia y manifestó "que los casos de abuso sexual a mujeres policías son múltiples".

Su relato se dio a conocer, después de circular la noticia de un presunto caso de violación, sufrido por una de sus camaradas en la localidad de Las Heras, aparentemente en manos de un superior.

En ese escenario, la efectiva, comentó que, luego de ser contactada por autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación asumió el compromiso de trabajar en proyectos relativos a la seguridad de las mujeres dentro de las instituciones policiales, junto a sus pares de todo el país.

Es que ésta comentó que ha protagonizado centenares de denuncias que, las cuales, según puntualizó, le podrían haber costado el puesto de trabajo; luego de conocerse un posible caso de violación de una mujer policía en la localidad de Las Heras, le llegaron múltiples testimonios de otras miembros de la fuerza. A raíz de ello, se decidió a hacer público lo que considera que son “prácticas habituales”.

Al respecto, señaló: “En mi caso, radiqué denuncias. Mi iniciaron sumarios que posteriormente cayeron, gracias a que invertí cerca de 100 mil pesos en abogados. Buscaron que me fuera de la fuerza y no lo lograron. Quizás esto contribuye a que otras mujeres empaticen conmigo y me cuenten lo que están sufriendo”.

En línea,  mencionó que hizo públicas algunas capturas de pantalla, con el consentimiento de las víctimas, donde le revelan sus experiencias. “Cuidé de no mostrar identidades para que no recibieran represalias, y no conté los peores casos para que los abusadores no las identificaran”.

No obstante, agregó que “aún así, algunas fueron increpadas. Los abusos son muchos, van desde tocamientos, tratamiento machista, discriminación y comentarios sobre el cuerpo de las mujeres policía; hasta amenazas con armas y violaciones”.

“Desprotegidas”

Así define Macías a las mujeres policía que sufren abusos. “En muchos casos los jefes directos no toman la denuncia. En vez de proteger a las policías, se ponen muchas veces al servicio de la otra parte o hacen omisión. Lo primero que hacen, ante una denuncia, es sacarle el arma a la mujer, dejándola sin posibilidad de hacer adicionales.

Con el supuesto fin de protegerla la perjudican, incluso, económicamente”, indicó, al tiempo que señaló que, seguidamente, a las agentes u oficiales abusadas se les “abre una carpeta psicológica, que nunca se cierra y que las afecta, incluso, a la hora de ascender en el escalafón, aunque tengan un legajo intachable”.

Un cambio

La oficial dice que es preciso cambiar la institución policial y sus prácticas. Recuerda que existen charlas y talleres sobre violencia de género, pero que no son suficientes.

“Para afuera se dice que se protege, pero hacia adentro ocurre todo lo contrario”, manifestó. En el mismo orden, resaltó que muchas víctimas terminan renunciando, al no soportar ser ´perseguidas´”.

“Buscan que renuncien. Es una manera discriminatoria. No te pueden sacar, pero hacen que te vayas con prácticas machistas, acosándote”, dijo.

“Red de mujeres policías”

Macías no se retirará de la fuerza, aunque confiesa que lo pensó. “Me decidía a trabajar de lleno en la defensa de la mujer dentro de la fuerza. Lamentablemente, la violencia sufrida es algo que aún no es tan visible para la sociedad. Pero una vez que lo sea, se descubrirán muchas cosas. Desde dentro de la fuerza no se puede hacer mucho, hasta que las cosas no cambien, asique buscaré hacerlo por fuera”, apuntó.

Finalmente adelantó que la invitaron “a conformar una red de mujeres policías de todas las provincias y lo voy a hacer. El abuso se tiene que terminar. Muchas veces, tras denunciar, nuestros jefes nos ponen a trabajar con el que denunciado y no tenemos ni el derecho a quejarnos”.

Sobre la presunta violación en Las Heras

El caso se hizo público mediante redes sociales, pero aún no existe una causa formal en la Justicia. Aunque se habría radicado la denuncia interna.  El presunto agresor sexual, según se supo, viajó junto a su familia a una provincia del norte. En tanto, su víctima, está bajo tratamiento médico.

Macías precisó que “Es una chica joven. Salía a patrullar con el tipo que la violaba en el patrullero. Muchas chicas salen a la calle con compañeros hombres, que tienen denuncias pero que no les fue iniciado ni un sumario preventivo”.

Y agregó “hubo otras violaciones. El de Las Heras no es el único caso. Sucedió en Güer Aike y otras dependencias. En la Asociación Civil que trabajo, el cuerpo de abogados cuenta con 400 causas, y la mayoría son de abusos. Prevalece entre ellos el abuso y acoso a la mujer”.

Lectores: 333