Judiciales y Policiales
La mano en la lata

Lejos de cumplir con su labor, policías de Las Heras estafan al Estado

La trama oculta de quienes manejan la fuerza.

Crecen los trascendidos sobre actos de corrupción e irregularidades en el ámbito político y policial de Las Heras. Tal es el caso, por ejemplo, de Judith Cárdenas, cabo primero de la Policía de la provincia de Santa Cruz, quien actualmente se supone que “trabaja” en la Comisaria Seccional Segunda, aunque más que llevar adelante su labor, se ocupa de ser “ñoqui”. 

Esta señora tiene en su haber varias causas, incluso por estafa al Estado. Puntualmente, les quitó dinero a los policías que hacen horas extras “adicionales”, y se las depositaba en su cuenta o la de su pareja, el señor Isasi. De este modo se explica la cantidad de propiedades que tiene, y los regalos que les hace a sus hijos. 

Aunque se sabe que la mujer viene robándoles plata a los oficiales, ya que manejaba el área contable de la Comisaria Primera, nunca la separaron de la fuerza. Es más, sigue trabajando, amenazando al personal, usando al abogado del sindicato policial en su beneficio. Asimismo, Cárdenas utiliza al jefe de la Unidad Norte, al comisario Rodríguez, con quien posee hijo en común, a quien llama para pedirle favores, como mover policías de la Comisaría a su antojo. 

Para llevar a cabo sus maniobras, la mujer cuenta con el apoyo de la famosa Quilogran, que también es policía y trabaja en la Comisaria Segunda, y cuando le conviene, amenaza al personal uniformado y al de Tránsito municipal. Por ejemplo, cuando paran a su hijo por no poseer los papeles del vehículo y la documentación personal.

A esto se suma una acusación por tentativa de homicidio contra Cárdenas, ya que intentó asesinar a su ex pareja, de apellido Flores. 

Pero Judith Cárdenas se cree intocable, ya que le permiten seguir actuando con total impunidad, desprestigiando a la fuerza de la provincia. 

Lectores: 1117

Envianos tu comentario