Política
No la tocaban ni con un palo

Plan canje sentimental: la gobernadora habría intercambiado puestos laborales por encuentros sexuales con funcionarios

Alicia Kirchner y sus supuestos "chongos" de la política. (Foto: NOVA)

La llegada al poder de Néstor Kirchner en el 2003, le posibilitó a mucha gente de su entorno alcanzar ciertos privilegios, llenarse los bolsillos y, además, usufructuar la jerarquía para cosechar beneficios que nunca en su vida hubiesen alcanzado.

Tal es el caso de la señora Alicia Kirchner, actual gobernadora de Santa Cruz, que desde que desembarcó en la cartera de Desarrollo Social de la Nación, inició un camino de trueque amoroso, a cambio de supuestos cargos laborales y favores.

Ya hace varios años existe el modo de pagar con especias, como lo hacían en la Edad Media, pero en la actualidad, esa práctica fue mucho más allá y la hermana del ex presidente, la ponía en lo más alto de sus pretensiones.

Uno de los primeros casos que se vinculan a Alicia K, puntualmente en el año 2008, es un dirigente de San Pedro, divorciado, asesor del ministerio y jefe distrital de la agrupación Kolina, llamado Elvio Macchia.

En ese mismo tiempo, sacándole el jugo a su puesto político, también se la relacionó con Sergio Berni, quien fuera viceministro de Desarrollo Social de la Nación, y donde habría sumado varios porotos para llegar a la candidatura a senador Nacional por la segunda sección electoral.

Por otro lado, también le habría bajado la caña a un ex jugador de Gimnasia y Esgrima La Plata, quien se desempeñaba bajo los tres palos, y que, asimismo, fuera un hombre con mucho peso dentro de ese ministerio.

De esta manera, la mandataria provincial no discriminaba funcionario alguno, y las fantasías, las ganas, los deseos, los “ratones” y la necesidad sexual, la habría llevado a mezclar amor y trabajo. A ella no le importó romper la regla de “dónde se come no se caga”, al contrario, habría defecado varias veces.   

Lectores: 2793

Envianos tu comentario