Política
Dolor de cabeza

Un paracetamol para la gobernadora: la reelección de Alicia tambalea por propios y extraños

Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz, haciendo equilibrio. (Dibujo: NOVA)

Se vienen las elecciones provinciales en Santa Cruz y la gobernadora tenía todo planificado para su reelección, el próximo 11 de agosto. Incluso hasta tomó la decisión de unificar con las PASO nacionales para traccionar votos de Cristina Fernández de Kirchner, lo cual se traduce en una jugada inteligente, pero el panorama se le va nublando cada día un poco más.

Es que, en principio, cuando todo parecía conducirse con normalidad, Javier Belloni, el intendente kirchnerista de El Calafate, un buen día se levantó con ganas de ser gobernador y “joderle” la reelección a la actual mandataria.

En suma, también el peronista Claudio Vidal, el líder gremial de los petroleros, se encuentra en simultáneas condiciones. Todo esto, con la Ley de Lemas de por medio, que no es un dato menor: el que gane de los tres (o cuatro, podría sumarse Daniel Peralta) sumará los votos de sus competidores dentro del espacio.

En esta línea, la oposición explota de la bronca porque ven muy difícil llegar a la gobernación con este sistema que hasta los propios peronistas han criticado y lo marcaron como obsoleto y hasta antidemocrático.

La apuesta de Belloni para hacer la diferencia con Alicia es pegarle donde más le duele: su falta de gestión en algunos sectores de la provincia, Caleta Olivia particularmente: “Quiero que sepan que Caleta y zona norte no van a ser más el patio trasero de Santa Cruz”, les prometió a los caletenses.

La diputada nacional por Cambiemos, Nadia Ricci, también tuvo declaraciones similares y aseguró: “Alicia hizo un gobierno muy pobre, lejos de los vecinos, sin preocuparse por los problemas de fondo de nuestra provincia, sin presencia en el interior, a Caleta prácticamente no fue, y por supuesto es un gobierno que no hizo nada por la comunidad ni por los vecinos”.

"La Zona norte de Santa Cruz está marginada de las iniciativas políticas porque al FVS no le interesa. Por eso no recorren, no tienen presencia y no le dan el lugar que se merece en la mesa de las decisiones", agregó la legisladora radical.

La mujer de Cambiemos concluyó: "Tenemos la salud en estado crítico, no hay escuelas en condiciones y, sobretodo, tenemos una falta de trabajo que está destruyendo a nuestras comunidades". Al dolor de cabeza generado por los propios, se le suma el ataque de los extraños. ¡Un paracetamol para Alicia!

Lectores: 635

Envianos tu comentario