Judiciales y Policiales
Un chacal que causó estragos

Desde Santa Cruz piden que detengan al comerciante de Chaco acusado de pedófilo

El acusado por hechos de abusos sexuales y malos tratos fue identificado como Claudio Mugica. (Foto: NOVA)
La actual pareja del hombre, Gisela Pérez, sería su cómplice.

La causa que tiene como acusado a un comerciante de Resistencia, Chaco, por abuso sexual de sus dos hijos y dos hijastras, genera impacto en la localidad Los Antiguos de Santa Cruz. En ambas ciudades hay un fuerte reclamo para que la justicia actúe y escuche a las víctimas del presunto pedófilo.

El acusado por hechos de abusos sexuales y malos tratos fue identificado como Claudio Mugica, de 35 años, y su actual pareja, Gisela Pérez, sería su cómplice.

Luego de la denuncia que radicó la expareja de Mugica y mamá de dos nenes que fueron abusados en Resistencia, se suma una nueva denuncia desde Santa Cruz.

Por otro lado el acusado también ha sido denunciado por someter sexualmente también a las hijas de su actual pareja Gisela Pérez. Las dos nenas tienen en la actualidad 12 y 15 años y viven en Los Antiguos desde noviembre pasado.

El padre biológico de las nenas, expareja de Pérez, tiene 33 años y trabaja en un laboratorio de minería en Los Antiguos. Desde esa ciudad viajó hasta Resistencia en noviembre pasado al enterarse que sus hijas habían sido víctimas de abusos y malos tratos por parte de Mugica, el padrastro.

El hombre se enteró de todo por los llamados de una abuela y vecinos de las nenas. Tras hablar con ellas en Chaco y presentar las denuncias correspondientes en Resistencia, regresó a Santa Cruz con sus hijas, quienes no querían volver a vivir con la madre.

Ya en Santa Cruz las dos nenas contaron detalles de los abusos que sufrieron: tocamientos y manoseos, además de golpes y de ser dopadas con drogas.

Los sometimientos fueron similares a los denunciados por los hijos biológicos de Mugica, quienes actualmente viven con su madre en La Matanza, provincia de Buenos Aires.

Tanto la madre de los hijos, como el padre de las nenas, desde Buenos Aires y Santa Cruz respectivamente, piden que la justicia de Chaco avance y ordene la detención de Mugica.

Mientras tanto, en la localidad de Los Antiguos, la indignación crece. Es que Gisela Pérez, la madre biológica de las nenas abusadas y actual pareja de Mugica, viajó a Santa Cruz para reclamar a sus hijas y denunciar que fueron secuestradas por el padre.

La actual pareja del padre de las niñas, identificada como Kati, habló con NOVA y dio detalles de la alarmante situación.

“Acá en Los Antiguos hace un mes que Gisela vive de arriba con fondos de la Dirección de Niñez de Chaco. En lugar de detenerla por los malos tratos y su connivencia por los abusos, pareciera que la protegen”, sostuvo la mujer. “Mi marido está muy mal. Ya no sabemos qué hacer. Pedimos justicia. Hoy mismo me van a atender en el Concejo Deliberante para interiorizarse de la situación que sufrimos”, contó Kati.

En Santa Cruz la queja del padre de las niñas es contra el titular del Juzgado de Familia de Las Heras, Guillermo Ghío, quien no ha escuchado las denuncias de las menores, y todo parece indicar que va a disponer que sean entregadas a la madre denunciada.

A Pérez ya le sacaron la tenencia de las nenas en dos oportunidades en Chaco.

Vale recordar que la madre biológica de los hijos del acusado también habló con NOVA el pasado 17 de julio y denunció las graves irregularidades que cometió la fiscal de Resistencia, Roxana Soto, ante los abusos que sufrieron sus hijos en manos de Mugica.

Lectores: 150

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: