Opinión
Cuando la sociedad padece a sus gobernantes

La indignidad de vivir en Santa Cruz

"El desgobierno, la falta de sensibilidad y la inoperancia" de Alicia Kirchner dejaron el pueblo sometido a pésimas condiciones de vida. (Foto: archivo NOVA).

Por Alicia Panero, especial para NOVA

Para los habitantes de Santa Cruz, que dependen del Estado, se les hace difícil saber si el año 2017 terminó, o si el 2018 es una continuación del desgobierno, falta de sensibilidad e inoperancia de Alicia Kirchner y su grupo. Y es que a docentes, médicos, enfermeros, judiciales, jubilados se les debe parte del sueldo de noviembre, todo diciembre y el proporcional del sueldo anual complementario, aguinaldo del segundo semestre del año.

En Santa Cruz, todo lo que depende del Estado provincial no funciona, está roto por la mala administración de décadas de kirchnerismo y ahora al refugio de los emigrados del anterior gobierno nacional, dirigidos por Alicia.

Es fácil señalar, para el resto de la sociedad, “que se jodan porque los votaron”. Siempre es bueno recordar que perdieron, que llegaron al gobierno por la famosa Ley de Lema, cuya inconstitucionalidad duerme el sueño de los justos en la Corte Suprema de la Nación.

Una provincia argentina abandonada y al garete, donde las necesidades básicas de sus habitantes no son cubiertas, donde se viola sistemáticamente el derecho universal de los niños por su falta de acceso a la salud y la educación. Hubo unos pocos días de clase en todo el año, como ya pasó en 2016, y los hospitales, a pesar de las múltiples inauguraciones de la esposa de Máximo Kirchner, la ministro de Salud Rocío García, no tienen insumos, ni reactivos para análisis; la obra social de la provincia, Caja de Servicios Sociales, está quebrada, no paga a los prestadores particulares, por lo que la salud es un laberinto sin salida.

En la ciudad de Los Antiguos, zona de la comarca norte de Santa Cruz, antes de las elecciones legislativas anduvo la ministra de Salud inaugurando salas de atención primaria que ante la primera emergencia, se pudo comprobar, no funcionaban.

Fue por el mes de noviembre que -no saben el origen aún hoy- un virus o bacteria que provocó un cuadro gastrointestinal afectó a gran parte de la población, viéndose colapsados el hospital, la salita - inaugurada y sin funcionar- y los pocos centros privados del lugar y alrededores. No había suficientes ambulancias y se pidió a la población por radio alcanzar muestras de materia fecal al hospital, para ser enviadas a Rio Gallegos, ya que no había reactivos para hacer análisis allí.

Rocío García viajó a la localidad, dijo tener todo bajo control, pero el virus duró 45 días, y nunca supieron de qué se trató. Porque nadie, ni la ministra, volvió a dar explicaciones. Los habitantes sospechan de pesticidas en las plantaciones de frutos rojos, o agua contaminada. Pero a pesar de la presencia de las autoridades de Salud de la provincia, los análisis nunca arrojaron resultados o no los dieron a conocer.

Esto ocurrió cuando, a fines de noviembre, comenzaba la Fiesta del Lago, que no se suspendió. No se hizo público más que en el pueblo, y los habitantes que llegaron de otras localidades se fueron con el virus a sus casas, propagándolo aún más. Ningún medio nacional se hizo eco de esta situación.

Otro grave problema de la acreditación de haberes en cuotas, es que cada vez que en la cuenta del empleado aparece el primer depósito, se debitan todos los gastos, por ejemplo, tarjetas, intereses, aportes, quedando muchas veces debiendo plata al Banco de Santa Cruz, regenteado -hasta que cayó preso- por Carlos Zannini.

Cerezas y Año Nuevo

Las Fiestas de Fin de Año han sido poco felices en Santa Cruz: el 2 de enero se acreditó, con fondos de la Nación, el pago del incentivo docente, que para un profesional de la educación ronda los 900 pesos.

NOVA se comunicó con una docente, sostén de familia de Los Antiguos, y lo que relató es propio de una provincia a la deriva. La localidad de Chile Chico, en el vecino país, dista a unos pocos kilómetros de allí, por lo que algunos amigos alcanzaron a los vecinos de la localidad santacruceña algunos víveres para pasar las Fiestas. Con la cadena de pago cortada, es difícil comprar a crédito u obtener “fiado”, porque nunca se sabe cuándo se va a cobrar.

Esta docente, sostén de familia, apeló al ingenio y a la producción local de cerezas, diseñando un menú exótico de fin de año, solo por la necesidad de sentirse digna y trasladarle esa dignidad a su familia. No había hecho un solo día de paro en todo el año, sólo porque sus alumnos son sus vecinos y no podía dejar de prestarles el servicio. “Cominos, de entrada, ensalada de cerezas con hojas verdes de mi huerta, de plato principal tarta de cerezas agridulce y de postre, cerezas, todo acompañado por una salsa picante de cerezas, y un licor casero de la misma fruta”.

Una realidad lamentable, “en los hogares donde hay menores u ancianos, que necesitan nutrientes. No hay para leche, pollo y hablar de comprar carne es un sueño”.

La Policía provincial, si bien cobra sus salarios más o menos en término, y en general la gente los apoya, son usados para reprimir a esos mismos vecinos, cuando han manifestado en la capital provincial. El gobierno no sólo lleva a la indignidad a sus empleados, sino que ha provocado una ruptura social entre ellos mismos.

Esta situación de falta de pago de haberes se replica en el Poder Judicial y en la Salud. Los proveedores de la provincia no cobran, no se pagan insumos básicos de salud, la Caja de Servicios Sociales, obra social de la provincia, no responde a los reclamos de medicamentos, derivación ni atención primaria. Incluso la delegación de esta Caja en Los Antiguos fue desalojada. Esta situación deriva de la falta de pago de varios meses de alquiler. Los dueños colocaron un cartel que indica “desalojado por falta de pago”. No se conoce dónde funcionará la obra social para la atención de los afiliados antigüenses.

Esto ocurre en muchas localidades de la provincia, sobrecargada de empleados públicos, si, pero lo que urge es que se restablezcan los servicios esenciales como educación, salud, y Justicia.

Y lo más urgente es devolverle la dignidad a sus habitantes, a quienes el resto del país hace responsables por su situación, sin detenerse a pensar que los gobierna gente que no ganó las elecciones.



Lectores: 8785

Envianos tu comentario