Gremiales
Paro nacional

Pesqueros piden volver al mar y desmienten las acusaciones de las cámaras empresarias

Los gremios pesqueros se manifestaron para visibilizar la dura situación que atraviesa el sector y denunciaron que vienen sufriendo amenazas e intentos de rebajas salariales.

Con un paro a nivel nacional, los gremios pesqueros se manifestaron este martes 14 de julio para visibilizar la dura situación que atraviesa el sector y denunciaron que vienen sufriendo amenazas e intentos de rebajas salariales. Al mismo tiempo, salieron al cruce de las cámaras empresariales que los acusaron de mentir respecto de los descuentos.

De acuerdo con los gremios, por estas horas todos los puertos de las provincias están sin actividad y a la expectativa de la reunión. A su vez, indicaron que son ocho meses sin trabajar y que solo en Santa Cruz son alrededor de 100 barcos, que emplean a unos 3 mil trabajadores. 

“Estamos pasando un momento muy crítico a raíz de la crisis pesquera, en algunos sectores quieren reducir el sueldo como el caso nuestro, se nos está negando la paritaria y, al no poder salir los barcos, no podemos trabajar”, indicó a NOVA el Delegado de SOMU Puerto Deseado, Gustavo Barriga.

Al mismo tiempo, desde los gremios manifestaron su disconformidad con la patronal, por eso no acataron la conciliación obligatoria, ya que los barcos van a seguir anclados. Como muestra de buena voluntad decidimos levantar los piquetes y en el caso de que no haya respuestas favorables, volveremos a las calles.

Cabe mencionar que, hace unos días, la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP), la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPECA), y el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA) tildaron de “falsas” las acusaciones del gremio, respecto de las rebajas del salario en el orden del por ciento. 

“Bajo ningún punto de vista vamos a permitir que nos descuenten un 40 por ciento del sueldo que nos parece una locura, porque no siempre el trabajador tiene que pagar la crisis”, desafió Barriga a tono con el comunicado conjunto que emitieron los gremios SOMU, SUEPP, STIA, SEAMARA, ATE, Guincheros, Camioneros y Apuntadores.

El conflicto gremial afecta a estibadores, camineros, proveedores de víveres y todo un conjunto de trabajadores que dependen del sector pesquero en la provincia sureña. “Todo por falta de predisposición de las empresas de sentarse a mantener un diálogo”, acusó el representante de SOMU.

Así las cosas, los gremialistas solo esperan que la reunión de este martes, pactada para las 16 horas, sea positiva por el bien de todos los sectores que dependen de la actividad pesquera. “Tenemos que alcanzar un punto de encuentro para poder salir a trabajar y llevar el pan a nuestras familias”, concluyó Barriga.

 

Lectores: 341

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: